FrankOne, primer método de preparación colombiano creado con el apoyo de Amor Perfecto.

377

Procurar innovar en los procesos, es una excelente forma de estar a la vanguardia como empresa cafetera. En un mundo tan competitivo, se adquiere más valor, si además, se contribuye a resaltar el nombre de todo un país.

Siguiendo por la línea innovadora y basados en su amplio conocimiento en los diferentes campos que componen el proceso y desarrollo del café, Amor Perfecto, con ayuda de Eduardo Umaña, representante de la compañía Frank de Paula, decidieron crear un novedoso y eficiente método portátil de preparación de café, llamado FrankOne.

Ingresa y pide tu café a domicilio!

Esta cafetera funciona mediante una ingeniosa tecnología de extracción al vacío. Se destaca por la versatilidad de preparar café caliente, en un tiempo récord de 30 segundos, o un café frío (cold brew) en tan sólo 4 minutos. También resaltamos la practicidad con la que se puede utilizar, puesto que incluso emplea una batería recargable que se conecta a un cable USB, es una función ideal para las personas que tienen que desplazarse demasiado y no pueden vivir sin prepararse una excelente taza de café.

La ventaja de preparar café caliente en esta cafetera es que se reduce el amargor de la bebida, ya que la crema queda retenida arriba, esto hace que haya más intensidad de los sabores y se deguste de mejor forma, por tener una mejor extracción.

Este descubrimiento hace destacar más la industria cafetera colombiana, ante el mundo.

Se sigue demostrando el compromiso de Amor Perfecto, por superar las expectativas del público consumidor, los cuales siguen encontrando mejores expresiones en el café, gracias a la mejora continua de dicha empresa.

Esta marca siempre se ha esmerado por dar la mejor calidad, y gracias al empuje de Luis Fernando Vélez y sus colaboradores, se continúa dando un salto de calidad, que posiciona al talento humano de nuestro café, así seguiremos siendo reconocidos a nivel mundial, no solo por nuestra materia prima sino también por el valor agregado que le impregnamos al preciado grano.

Añade un comentario