Panamá protege la producción de café con subida arancel de importación

92

El Gobierno de Panamá incrementó entre el 54 % y el 81 % el arancel de importación de dos nuevas variedades de café considerados como productos sensitivos, a fin de fortalecer y proteger la producción de este grano, dijo este miércoles una fuente oficial.
La disposición, que añade fracciones arancelarias de nuevas variedades de café como productos sensitivos y modifica el arancel de importación del café tostado y soluble para preservar la producción nacional de este grano e impulsar su crecimiento, fue aprobada el martes por el Gabinete (Consejo de Ministros).

El ministro panameño de Comercio e Industrias, Ramón Martínez, señaló que el decreto 24 de 21 de julio de 2020 incrementa el arancel del café tostado del 54 % al 60 % y del café soluble de 10 % a 81 %.

Ingresa y pide tu café a domicilio!

Esta medida, según Martínez, “aportará las condiciones necesarias para fortalecer la producción, potenciar la competitividad, evitar la competencia desleal y recuperar el auge que había perdido en los últimos años a causa de las importaciones”.


Históricamente las importaciones panameñas de café eran de niveles ínfimos hasta 2010, cuando comenzaron un constante ascenso impulsado primeramente por las adquisiciones de café tostado y, posteriormente, por las de café tostado y café sin tostar, agregó el titular de Comercio y proponente del decreto.

Destacó en ese sentido que “la producción nacional ha disminuido un 28 %, mientras que las importaciones crecieron de 500 toneladas en 2010 a 4.557 toneladas en 2019”.
Martínez dijo que esta iniciativa “va alineada con las políticas de Gobierno Nacional para respaldar el sector agropecuario y agroindustrial en términos de eficiencia, sostenibilidad y equidad, así como garantizar el abastecimiento nacional de alimentos para toda la población panameña”.

El café constituye un rubro esencial del sector agropecuario panameño y que emplea a más de 90.000 panameños de poblaciones rurales y regiones vulnerables del país “que hoy más que nunca debemos proteger”, remarcó Martínez.


En la lista de adición de fracciones arancelarias establecidas en el decreto 24 figuran productos como café cereza, café pergamino, café oro, descafeinado, cáscara y cascarilla de café, sucedáneos del café que contengan café, café instantáneo y pastas de café.
El café representa apenas del 0,4 % del Producto Interno Bruto (PIB) de Panamá, pero gracias a la producción de cafés especiales como el geisha que en 2019 se cotizó a 1.029 dólares la libra, el país centroamericano ha entrado en el mercado de lujo cafetero, especialmente en Asia.

(Agencia EFE)

Añade un comentario