En crisis el sector de las tiendas de especialidad de café por causa del COVID-19

556

Han transcurrido varios días desde que se decretó cuarentena obligatoria en Colombia, esto acompañado de varias medidas tomadas por las autoridades. Sabemos que se ha golpeado duramente nuestra economía.

El sector Coffee Shops no se escapa de los efectos, por tal motivo en entrevista con Daniela Roncayo, representate de Cafécultor; Yeni, propietaria de Relación Directa; y César Ospina de Famosta Café decidimos saber cómo han ido sorteando las dificultades que todo esto les ha traído como negocio, ¿Quiénes mejor que ellos que han estado día a día teniendo contacto con consumidores de café, para mostrarnos de forma más puntual lo que genera que las personas estén en sus casas? A continuación, queremos comentarle parte de lo que dijeron.

Ingresa y pide tu café a domicilio!

¿En qué aspectos que se han visto afectados por la actual crisis sanitaria?

Si hay algo en que coinciden los tres propietarios es que en varios ámbitos han recibido un duro golpe, principalmente en la parte socio-económica y emocional. A propósito de esto, Daniela dice que el más fuerte ha estado en la economía. Según nos cuenta “fueron obligados literalmente a reinventarse”.

Por su parte Yeni nos expresa que las ventas han tenido una baja abrupta, llegando a solo el 0,5% comparada con las habituales, y esto se agrava al saber que parte de su clientela ahora están en otros municipios. Las cifras de Famosta Café, tampoco son muy alentadoras, pues ahora solo se ofrece del 1 al 2% de la carta, generando consigo un sentimiento de impotencia, afirma Cesar, ya que se acumulan las deudas y se afectan todas las personas relacionadas con la marca.  

¿Qué estrategias está implementando o piensa utilizar para afrontar la situación actual?

Estos negocios tienen claro que deben buscar nuevas formas de comercializar, han optado por utilizar canales que en un momento fueron alternativas secundarias.

En Famosta se están preocupando por explotar el canal de ventas por internet. Cesar sostiene que la situación los ha obligado a crear estrategias que vayan en pro de seguir abasteciendo a sus clientes. En Relación Directa están adelantando el desarrollo de su página web, además de planes innovadores que incluyen interacción con los clientes como Webinars, y así seguir generando la cultura de consumo de buen café. Por su parte Yeni afirma que asumir el costo de domicilio les ha funcionado bastante bien, pero reconocen que necesitan ser más hábiles en el mundo digital.

Se entiende que la vida social en este periodo ha disminuido sustancialmente, ¿Cómo considera que esto lo afecta?

Todos somos conscientes que consumir café va más allá de calmar un antojo, es tener un motivo para reunirse y compartir momentos bien sea con amigos o compañeros de trabajo. Esto lo ratifica César pues afirma que “su negocio es un servicio personalizado, un servicio a la mesa, de compartir”. Yeni dice que, “Relación directa era una segunda oficina para los clientes. Daniela quiere seguir logrando interacción con los amantes de su café, a pesar de la distancia.

Según una reciente cifra, el consumo de café actualmente ha aumentado, ¿en el caso de ustedes es así, o por el contrario ha disminuido?

Todos están de acuerdo que la compra de café empacado (en grano o molido) ha subido en estos días. Para César, puede que esas compras sean de personas que los visitaban frecuentemente, también analiza que son ventas no tan constantes. Algo importante que nos comenta es el cuidado que las personas tienen con sus ingresos, de ahí su interés por ofrecer diferentes rangos de precios, sabiendo que existe en el mercado mucha competencia. Yeni analiza que las personas hacen compras a muy bajo presupuesto, tratando de cuidar su bolsillo. Daniela ve el panorama de ventas como algo intermitente.

¿Una vez superada la crisis, qué viene para ustedes cómo tienda de café? 

Existe una incertidumbre generalizada, pero es bueno saber cómo se proyectan para el tiempo de post-Coronavirus.

Para Yeni lo que se viene es una acumulación de gastos que desde ya se ven reflejados, por eso evalúan ciertos cambios que podrían llevar a cabo. En cuanto a César todo lo vivido se presta para seguir las ventas por internet y reforzar la metodología de atención presencial que ya venían teniendo, recalca que tendrán en cuenta las recomendaciones de sanidad que se presenten.

Siendo muy analíticos con lo que sucede por estos días se entrevé que muchos de los negocios de este tipo quedarán en bancarrota una vez terminada la crisis o quizás antes, lamentablemente. Las decisiones que tomen, la dinámica global y el apoyo mancomunado de la sociedad será determinante.  

No todo es negativo en medio de esta tormenta que estamos viviendo, pues como dice Daniela “estamos pensando de una manera más consiente”. Cesar rescata que, para él, “al mundo le hacía falta estar más con su familia, y ahora tendrán más tiempo de reunirse en las casas alrededor de una buena taza de café, olvidando la vida acelerada que llevábamos”.

Lo anterior nos da una idea de cómo la pasan las tiendas de cafés en Colombia y tras ellas toda la cadena de valor relacionada con el café. Tal vez es el mayor reto que podrán afrontar. Definitivamente nuestro presente nos ha llevado a un panorama que quizás pocos imaginaban, pero si hay algo que el hombre ha demostrado es que en medio de innumerables adversidades ocurrieron las ideas más ingeniosas.

Añade un comentario