El año cafetero que empezó en octubre de 2018 cierra con niveles de producción cercanos a los 14 millones de sacos, una cifra con la que Colombia se mantiene como el principal productor de arábigo a nivel global.

Pero más allá de esto, el director de Asoexport, Gustavo Andrés Gómez Montero, explicó que el objetivo de los comerciantes del grano debe ser fijarse en países con poca tradición cafetera como China, que entre otras cosas, por su capacidad adquisitiva y su consumo ascendente, se perfila como uno de los demandantes más importantes de café especial.

Publicidad

¿Cuántas empresas colombianas están exportando y a cuántos países llega el café?
El café colombiano se exporta a todo el mundo, los principales mercados son EE.UU., Japón, y Corea, otros como la Unión Europea son representativos en términos de consumo. Hay 1.200 registros de alguien que puede exportar, cuando uno mira quiénes lo hacen la torta son 120, y luego ve que los 20 primeros hacen 80% de las ventas externas.

Dicen que la solución a la crisis del precio del café está en los cafés especiales, ¿qué tanto se produce esa variedad?
De hecho una de las cosas que se habló mucho fue esto de salirse de la Bolsa, lo que hay que entender es que es un instrumento financiero y lo que determina el precio es la oferta y demanda, lo que quisiéramos seria negociar 12 millones de café especial pero el mercado no está preparado para consumir toda esa cantidad de café especial. El café especial puede ser 20% del total de la producción, aunque no es una cifra exacta.

¿Pero hay nuevos países en proceso para exportar por primera vez?
El reto está en cafés tostados y molidos, ahí tenemos restricciones importantes, en esos mismo mercados con café tostado como en Asia es difícil. Algunas industrias colombianas se han posicionado en Medio Oriente y desde ahí distribuir para mercados asiáticos.

¿Es China un nuevo mercado para explotar?
China es un país muy grande, se está urbanizando mucho, de producción agrícola y están demandando mucho alimentos, entre ellos el café, la pregunta es quién va a ser el proveedor de esos alimentos para China. Y Colombia puede ser un gran productor para China, los cafés especiales tienen gran potencial.

¿Cuánto se envía hoy a China?
Son cantidades mínimas, no aparecen como un mercado representativo, lo que pasa es que China es productor también de café, no alcanza a abastecerse pero el mayor productor para ellos es Vietnam.

¿Cuál es la tasa de cambio ideal para los cafeteros?
El precio está con tres componentes, el primero es el de Bolsa de Nueva York que ha estado por debajo de US$1 la libra y el otro tiene que ver con la tasa de cambio, entre más alta, mejor, y ella ha amortiguado el precio de la Bolsa. El otro aspecto es el diferencial del café colombiano entre US$0,30, el negocio está estrecho con esos márgenes tan pequeños así que tenemos que seguir cubriendo costos de transporte y operación portuaria.

¿Cuál es el costo más importante en la comercialización?
El de transporte es el más caro, no solo para cafeteros, sino para todos los exportadores en general. Estimamos que de toda la cadena logística casi 40% es específico para transporte terrestre.

¿Cómo reducir los precios?
A corto plazo hay unas estrategias de Gobierno con temas férreos y fluviales, pero también estamos haciendo un ejercicio con un centro de innovación, en el que empresas de la asociación planeamos cómo incrementar el nivel de ocupación de los vehículos y eliminar los pesos muertos. Entonces, varias empresas aumentamos el nivel de ocupación de los vehículos, con eso podríamos ahorrar entre 15% y 20% de los costos logísticos de exportación. El tema multimodal lo trabajamos muy fuerte, el tema férreo estamos cerca de concretarlo, estamos haciendo adecuaciones en La Dorada.

¿Cuánto se podría exportar usando las vías férreas?
La idea es hacer una operación semanal de 40 contenedores de café en La Dorada, y que salga por Santa Marta, especialmente a rutas de Europa, hay rutas que van directo al norte de ese continente que es importante comprador, ya hemos transportado café desde ahí a Santa Marta, el limitante es que se debe contenerizar el café. Al principio el transporte férreo genera eficiencia de 40%, pero eso también genera costos, queremos hacer cierre de contenedor desde La Dorada.

¿Cómo incentivar más el consumo dentro de Colombia?
La exportación de café ahora está en 13,8 millones de sacos para el año cafetero, de eso exportamos 13,5 millones (300.000 sacos quedan para mercado interno). Eso es una alerta, si no estamos pagando a nivel internacional, por qué se exporta tanto. Lo que critican los extranjeros es que vienen al país, van al hotel imaginan que se toman el mejor café del mundo y no es así.

La próxima semana es la cumbre cafetera, ¿qué temas se estudiarán?
Vamos a tener expertos internacionales, queremos analizar qué pasará con el segmento de arábico y robusta. La pregunta es si aún con esos temas de precios nos mantendremos en el mercado o si Brasil y Vietnam se quedarán con toda la porción.

¿Se ha pensado en cultivar más robusta?
La repuesta a la robusta es simple, dependerá de la rentabilidad y la productividad de ese cultivo en Colombia.

Articulo publicado por agronegocios.co (Ver aquí)

Añade un comentario