Black coffee in a white cup on a table with a computer.

Esta bebida sí ayuda al trabajo. Pero los expertos piden tener en cuenta estos siete aspectos.

Según la leyenda, un campesino etíope llamado Kaidi observó que cuando sus cabras comían las pepas de café empezaban a brincar más de la cuenta. Desde entonces, su consumo se ha popularizado entre los seres humanos. Un cálculo conservador dice que la gente en el mundo toma 1.400 millones de tazas al día.

Publicidad

A ese ritmo mucho se especula sobre esta bebida y sus efectos, pero la ciencia ya ha descifrado sus propiedades. Según el médico Jaime Ordóñez, estudios recientes muestran que tomar café es sano y no solo ayuda a mantener el nivel de alerta sino que protege también al corazón y previene la diabetes. “Incluso no se encontró que generara riesgo de enfermedad ácido péptica como se creía”, dice el experto.

El médico también señala que es un excelente aliado en el trabajo. “Soy un convencido de que todos deberían tener máquinas dispensadoras de café en sus oficinas”. Esto es porque genera mayor concentración, aumenta la memoria y genera un estado de alerta que aumenta la productividad.

Sin embargo, hay que tener en cuenta ciertos consejos para que la experiencia con esta bebida sea agradable. El experto recomienda saber estos seis aspectos sobre el café:

1. Que no lo acelere: el café debe generar un estado de alerta, pero si le provoca taquicardia o ansiedad es mejor descontinuar esta bebida y sustituirla por otra.

2. Tome las tasas que quiera: un estudio publicado en American Journal of Epidemiology encontró que no existía un límite dañino de café. Por el contario, resultó ser un factor protector para el corazón y para prevenir la diabetes, claro está, cuando se toma sin azúcar.

3 .El café no es adictivo, pero sí genera cierta dependencia física. Cuando una persona mantiene un consumo continuo y lo deja, el cuerpo lo resiente. Hay letargo y cansancio, pero no por una adicción, sino porque se baja el estado de alerta.

4. No quita el sueño: aunque es mejor no tomar café después de las seis de la tarde para evitar insomnio, a algunas personas el café no les afecta el ciclo de sueño y vigilia.

5. No a los energizantes: según el experto, estos tienen una gran cantidad de azúcar que requiere de mucha insulina para metabolizarla. Además, no se sabe si en algunas personas produce una reacción negativa a su ingrediente activo, la taurina.

6. Mejora la productividad. Por eso todas las oficinas deberían dispensar café a sus trabajadores ya que aumenta la concentración y la memoria.

Añade un comentario