Nuevos estudios muestran que tomar café antes de hacer ejercicio incrementa la quema de grasa.

Según investigaciones recientes, cuando se consume café antes de hacer ejercicios aeróbicos, se incrementa la quema de grasas. Este efecto se produce porque la cafeína aumenta la facultad del organismo para utilizar, como energía, los ácidos grasos almacenados, en lugar de extraerla de las reservas de glucosa en los músculos.

Publicidad

Esto es una buena noticia para los que están a dieta, cuyos depósitos de glucosa son bajos a causa de la disminución del consumo de calorías.
Los estudios muestran también que la cafeína aumenta el desempeño atlético, razón por la cual el Comité Olímpico Internacional la incluye en la lista de las sustancias prohibidas.

La cafeína evita que los músculos sean utilizados como energía, lo cual los protege hacia el futuro, pues cuando se pierde peso muscular y luego se recupera, éste se manifiesta en forma de grasa y de ahí la apariencia fofa.
Según los especialistas, hay dos formas claves para utilizar bien el café: primero, no tomarlo en exceso.

Segundo, preferir hacerlo antes de los ejercicios ya que en cualquier otro momento se producen cambios rápidos en los niveles de azúcar.
Así que, según los investigadores, el café no es solamente el aliado de los sedentarios sino también de los afiebrados al ejercicio y a las dietas.


Añade un comentario