Caficultores peruanos deben tener en cuenta las nuevas formas de consumo en EE.UU.

31

Los productores peruanos de café podrían dirigirse a tostadores específicos ya que éstos buscan un café de origen único producido en una geografía y climas favorables que el Perú cuenta para la producción de este producto, señaló la Oficina Comercial del Perú (Ocex) en Los Ángeles.

De acuerdo a la Asociación de Café de Especialidad (SCAA, por sus siglas en inglés), las ventas minoristas en la industria de café en Estados Unidos alcanzaron un valor de US$ 80,000 millones en el 2017 según el último reporte disponible, afirma la Oficina Comercial del Perú (Ocex) en Los Ángeles.

El crecimiento de esta industria se ha mantenido al alza durante los últimos años, con una expansión de casi el doble desde US$ 47,000 millones, reportados en el 2013.

Ingresa y pide tu café a domicilio!

Si bien la demanda de esta industria ha contado con un crecimiento sostenido, representado por un 63% de adultos estadounidenses que consumen café diariamente, de acuerdo a la Asociación Nacional de Café (NCA, por sus siglas en inglés), es el café de especialidad el que ha tenido la mayor preferencia en el mercado por parte de los consumidores estadounidenses.


Así, la NCA halló que 37% de consumidores jóvenes tuvo preferencia por este tipo de café frente a un 19% que indicaron beber café regular, evidenciando esta tendencia al alza por el café premium. En ese sentido, el aumento de la demanda del café de especialidad es uno de los cambios más notables en la industria.

Resultado de imagen para cafe de peru tostado


Este café del tipo Arábica, el cual tiene un puntaje de taza por encima de 80 puntos de un total de 100, con poco o ningún defecto de acuerdo a los estándares de SCAA, ha mostrado un incremento destacado durante los últimos años.


Según cifras de la misma fuente, este mercado tuvo un valor de US$ 45,000 millones en el 2017, ratificando que los consumidores están priorizando la calidad del café que adquieren.


Un factor que está tomando cada vez mayor importancia en el mercado, y en el cual el exportador peruano debe familiarizarse, son las nuevas formas del consumo del café.


De acuerdo a Mintel, el consumo de café tostado tradicional fue de 39.2% en el 2018, un monto menor al 41.9% reportado al 2016.


A pesar de que éste aún es el segmento mayor, los K-cups (vasos de plástico desechables individuales para ser servidos individualmente) y alternativas de café listo para beber como el café procesado en frío y el café nitrogenado, se están volviendo alternativas más populares especialmente en los consumidores más jóvenes, quienes tienen preferencia por formatos individuales.


Empresas como Verve Coffee, Barefoot Coffee y Stumptown Coffee Roasters se han adaptado a esta última nueva forma de consumo “Ready-toDrink” y han optado por desarrollar este tipo de producto elaborado con granos de café especial.


Otro punto adicional que aporta al desempeño de la industria es la reestructuración de la cadena de suministro de café comúnmente denominado Direct Trade Coffee.


Esta tendencia ha permitido que los tostadores desarrollen vínculos más directos con los productores antes de vender sus productos al consumidor final.


Así, los productores peruanos de café podrían dirigirse a tostadores específicos ya que éstos buscan un café de origen único producido en una geografía y climas favorables que el Perú cuenta para la producción de este producto.


Empresas tostadoras como Bodhi Leaf Trading Co., Chocolate Fish Coffee Roasters, Andytown Coffee Roasters y Groundwork Coffee indicaron a la Ocex del Perú en Los Ángeles que una relación sólida con los productores es clave para brindar un café de alta calidad.


En tal sentido, un caso destacado es Groundwork Coffee, empresa que gracias a dos viajes realizados a Perú (Chanchamayo y Quillabamba) en el marco de misiones comerciales realizadas por la OCEX de Los Ángeles, ha conseguido una relación directa con los agricultores mediante el programa “First Fruits” el cual ha motivado a productores a enfocarse en cultivos orgánicos permitiéndoles vender su producto a un mayor precio, llegando a importar café peruano por valores mayores a US$ 1 millón al año desde el 2015. 

Café verde 
Por otro lado, con una producción limitada de café verde en Estados Unidos, con menos del 1% del total consumido, este mercado tiende a importar café verde de distintas partes del mundo.


Estas importaciones alcanzaron la cifra de US$ 4,740 millones en el 2018 según cifras del Departamento de Comercio, teniendo a Colombia y Brasil como los principales proveedores con US$ 1,140 millones y US$ 961 millones, respectivamente.


Resaltó que a pesar de que los envíos totales a Estados Unidos tuvieron una caída de 9.3%, las importaciones provenientes desde el Perú crecieron en 5.78% en el mismo periodo, llegando a US$ 221 millones, y ubicándose como sétimo proveedor.


A la vez, el Perú fue el principal proveedor de café verde orgánicoen Estados Unidos con exportaciones de casi US$ 67.5 millones y un crecimiento de 11.3% en el mismo periodo.


De acuerdo a ello, el segmento de café de especialidad es el de más rápido crecimiento en este mercado y que está tomando preferencia por los estadounidenses, por lo que se presentaría como una gran oportunidad para los exportadores peruanos. Estos deberían enfocar sus esfuerzos en comercializar su producto con tostadores que busquen dirigirse directamente al origen del café.


Los exportadores pequeños o micro, tendrían la oportunidad de aprovechar esta tendencia para establecer estas relaciones, ya que los tostadores podrían realizar aportes para mejorar los procesos de producción, brindar nuevas tecnologías y pagar precios más altos con el fin de obtener la mejor calidad de café posible.

Articulo tamado de gestion.pe (Ver aquí)

Añade un comentario