Desde el punto de vista jurídico, el caso de la marca Orígenes lo puedo resumir de la siguiente manera:

Orígenes Café EU, propietaria del establecimiento de comercio “Orígenes Café”, compró la marca “Orígenes” mixta, movida por la ilusión de su socia, María Cristina Mendoza, de tener una tienda de café en donde se ofrecieran cafés de microlotes. Esa marca se encuentra vigente hasta el año 2026.

Publicidad

El inconveniente surgió cuando de manera directa y prejudicial, la señora María Cristina solicitó a Procafecol que dejara de utilizar el elemento nominativo de su marca, esto es, la palabra “Orígenes”, en su establecimiento de comercio ubicado en la zona G y que se identifica como “Tienda Orígenes Juan Valdez” o en otros escenarios “Juan Valdez Café Orígenes”, pero en todo caso, que el público asociaba como la tienda “Orígenes”  “de” Juan Valdez.  Para el momento de esa reclamación, la tienda de Procafecol apenas empezaba, pero fue inaugurada con gran revuelo comercial y empresarial, por lo que ella lo consideró como algo importante y oportuno.

Imagen relacionada

Teniendo en cuenta que el asunto no se pudo solucionar con la carta y la tienda “Orígenes” asociada a Juan Valdez tomaba cada vez más fuerza al punto de desplazarla de buscadores como Google y de que  algunos clientes los asociaran, se inició un proceso judicial por infracción marcaria y competencia desleal que, a la fecha, se encuentra en curso.

A partir de esta disputa, iniciaron sendas contiendas administrativas: Procafecol inició una acción de cancelación por no uso contra la marca de Orígenes Café E.U.; también se opuso a la solicitud de registro de la marca “Orígenes” nominativa solicitada en una pluralidad de clases y se opuso, también, a una marca mixta que pretendía actualizar el elemento gráfico de la marca Orígenes. Se iniciaron acciones de nulidad ante el Consejo de Estado por ambas partes y, a hoy, los resultados son los siguientes:

  • La marca con la nueva imagen de Orígenes Café, es decir, una nueva marca mixta, fue negada por la SIC, argumentando presunto engaño por relacionarse con las “denominaciones de origen”. Esta decisión se profirió cuando el Delegado para la Propiedad Industrial era el doctor José Luis Londoño, en otra época vinculado con Procafecol, razón por la cual se iniciaron las acciones disciplinarias respectivas y la decisión se encuentra demandada ante el Consejo de Estado.
  • La acción de cancelación por no uso interpuesta por Procafecol no prosperó. La titular de la marca pudo probar su uso en el mercado y la decisión ya fue confirmada recientemente por la Delegatura para asuntos jurisdiccionales.
  • La marca “ORÍGENES” en una decisión muy reciente, notificada apenas el pasado lunes 8 de octubre, fue concedida en última instancia, esto es, por la Delegatura para la Propiedad Industrial, como marca nominativa en las clases 29, 30, 32 y 35, quien confirmó su distintividad y modificó la posición de ese mismo Despacho aclarando que existe una diferencia entre la “Denominación de origen” como derecho de propiedad industrial y el concepto de “origen”, aclarando que “el término Orígenes no evoca ninguna región, lugar o zona geográfica determinada” por lo cual, concluye, el significado de Orígenes “no se puede entender como engañoso”. En esa misma decisión se resolvió negar la marca en la clase 43 con fundamento en una marca negada denominada “ORIGENES 365”, por lo cual al parecer al tratarse de un error, la solicitante informó que tomará las acciones de urgencia necesarias.

Finalmente, el proceso judicial por infracción marcaria culminó su primera instancia en audiencia del pasado 10 de octubre, en la cual ambas partes apelaron la decisión.  Al respecto, Juliana González, abogada de la firma González de la Espriella Abogados y quien representa los intereses de Orígenes Café EU, en relación con la decisión recientemente proferida por el Juzgado 27 Civil del Circuito, indicó que “pese a que la Juez reconoció que el elemento principal de la marca de mi poderdante era la palabra “Orígenes” y también que había prueba de su uso por Procafecol, decidió que por diferencias entre las marcas como que una tenía tilde y la otra no, o que la letra de una era cursiva y la otra no, no había riesgo de confusión. Además afirmó que por utilizarse con la palabra Juan Valdez mundialmente reconocida, tampoco existía dicho riesgo. Entonces el mensaje que parece enviarse es que una marca conocida puede infringir cualquier marca sin consecuencia alguna, solo colocando su “reconocido” origen empresarial. Esto lo considero un grave error de la justicia ordinaria pronunciándose en asuntos de propiedad industrial, pues claramente una de las reglas de cotejo marcario es atender las semejanzas y no las diferencias, porque así es como decide el consumidor. En este caso se utilizó totalmente la marca de mi poderdante”.

Lo cierto es que, actualmente, Procafecol continúa identificando una de sus tiendas como “Orígenes”.  También Orígenes Café E.U. tiene su tienda “Café Orígenes” en el Centro Comercial Dorado Plaza. El Tribunal en segunda instancia, tendrá la última palabra.

Articulo escrito por: el diario La República

Añade un comentario