El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, denunció el miércoles en la ONU una “enorme injusticia” por el bajo precio del café, el principal producto de exportación de su país, y llamó a luchar por precios más justos para los pequeños productores.

“Los productores de café están recibiendo un precio por debajo de sus costos que los llevan a la pobreza extrema”, aseguró Hernández en la Asamblea General de Naciones Unidas, y dijo que 90.000 familias productoras de café en Honduras están en esta situación.

Publicidad

Honduras es el quinto productor de café del mundo, y el tercero de Latinoamérica detrás de Brasil y Colombia. Este producto representa el 5% de su PIB nacional, y el 30% de su PIB agrícola.

“¿Cuántos de ustedes se toman una taza de café en la mañana o durante el día?”, preguntó en la mayor reunión diplomática del planeta, que reúne a jefes de Estado y de Gobierno, ministros y embajadores de 130 países.

“¿Saben que hay una altísima posibilidad de que ustedes, sin saberlo, sean partícipes de una enorme injusticia?”, les preguntó.

Agitando un billete de cinco dólares en la famosa tribuna con pared de mármol verde, Hernández aseguró que ese es el precio de un café en Nueva York, 500 centavos de dólar.

Sin embargo, un pequeño productor de café hondureño recibe por ello apenas 2 centavos “después de trabajar arduamente bajo sol y la lluvia recolectando a mano cada uno de los granos de café”, afirmó.

“¿Es o no una injusticia?”, preguntó, y fue aplaudido.

El 80% del café en América Latina proviene de pequeños productores, con terrenos inferiores a cuatro hectáreas.

Hernández llamó a los productores de café a organizarse para luchar por mejores precios, y pidió a la comunidad internacional y a la ONU que no haga “oídos sordos” a “este hecho generador de pobreza extrema”.

Sin mencionar ningún caso específico, Hernández también defendió el respeto a la soberanía de cada Estado.

“Vemos cómo fuerzas y actores internacionales velan por sus propios intereses e interfieren en nuestros asuntos internos, afectando nuestra democracia”, dijo.

El martes, el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, lanzó en la ONU su mayor ataque hasta el momento contra la CICIG, la comisión de la ONU que investiga la corrupción en su país y en su propia campaña electoral, al afirmar que “se entrometió en asuntos internos del país” y creó “una atmósfera de inestabilidad que llega a vulnerar la seguridad nacional”.

 

Redacción de elpais.hn

Añade un comentario