Así se lo aseguró Roberto Vélez, Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros, al Financial Times.

La situación de los cafeteros colombianos es tan desesperada por los precios internacionales del grano, que “algunos de los agricultores ahora están plantando coca… Las estadísticas mostraron que las áreas sembradas de coca han crecido hasta las 200.000 hectáreas – el récord más alto”, le dijo Roberto Vélez, Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros, al diario Finalcial Times.

Publicidad

El artículo del prestigioso diario económico asegura que los productores de café a nivel mundial están tan preocupados por los precios más bajos del grano en 12 años, que le están pidiendo a los compradores de café como Nestlé, JAB Holdings y Starbucks para cubrir los costos de los agricultores.

En Guatemala, la situación no es diferente, los cultivadores están buscando empleo en otros oficios.

“En Colombia, dice el periódico británico, la libra de café se produce a 1.30 dólares y en El Salvador a 1.50 dólares”, mientras que en Nueva York se paga este martes por debajo del dólar.

Según los productores colombianos, esta situación afecta a unas tres millones de personas que viven de esta actividad en el país. El precio de referencia en el mercado global para los cafés suaves, de los que Colombia es el principal productor mundial, completa 23 meses consecutivos cayendo.

Según la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) de Colombia, el grano pasó de costar 1.60 dólares por libra en noviembre de 2016 a 95.45 centavos ayer lunes.

Agremiaciones, productores y trabajadores de la industria cafetera global vienen alertando desde hace años de la crisis que padecen más de 25 millones de familias de 60 países que viven del grano en el mundo, como consecuencia de la caída de los precios.

Anualmente el mercado del café genera unos 200.000 millones de dólares en todo el mundo y los productores solo tienen acceso a menos de un 10% de esa cifra, según la FNC.

En Colombia, tercer productor mundial de café por detrás de Brasil y Vietnam, más de 540.000 familias se dedican al sector y los ingresos de tres millones de personas dependen de esta rama. La actividad representa uno de los principales sectores de exportación del país, tras el petróleo y la minería.

Redacción: portafolio.co

 

Añade un comentario