Boyacá, tierra de café

Este año, Nestlé destinará 40 millones de pesos (mdp) como parte de su Plan Nescafé, que contempla un paquete de inversión de poco más de 200 mdp para el periodo 2013-2018, para la mejora de producción de café en México.

Nescafé, que cuenta con productos como Nescafé Clásico, Nescafé Decaf y Nescafé Reserva Mexicana, es el principal comprador de café en el país, con el 29% de la producción nacional proveniente de al menos 80,000 productores.

Publicidad

“Este plan es para trabajar de la mano de los productores agrícolas y ofrecer las mejores prácticas de producción. Trabajamos en la mejora genética del café, en el tema de calidad y en la sostenibilidad”, compartió Fausto Costa, quien el 1 de abril tomó la presidencia de Nestlé México.

Con el Plan Nescafé se han repartido 29 millones de plantas más productivas de café y otorgado 83,000 sesiones de capacitación en prácticas de producción sustentable con técnicos agropecuarios de Nestlé México.

De igual manera, el 29 de agosto la compañía presentó el programa Nescafé Tributo mediante el cual lanzaron una edición especial de su café soluble para celebrar a los productores cafetaleros de Chiapas, Oaxaca y Veracruz.

“La producción promedio de un agricultor ronda los 300 kilos por hectárea, mientras que uno que trabaja con Nestlé puede alcanzar 1,000 o hasta 2,000 kilos por hectárea”, añadió el directivo.

En café tipo robusta, Nestlé compra alrededor de 70% de la producción nacional, donde el objetivo es seguir impulsado el cultivo para que el país sea autosuficiente, como en el caso de la variedad arábica.

Añade un comentario