Aunque se considera que la mejor forma de afrontar el calor es con bebidas calientes es fácil que, en verano, no apetezcan. De modo que es un buen momento para sumergirse en las posibilidades del café frío que, básicamente, se sirven en las cafeterías de especialidad que ya existen en muchas ciudades.

Iker Zago, barista al frente de Roast Club Café, explica que las variedades de café frío parten de tres bases: combinaciones con el espresso, maceraciones en frío y cócteles. Las dos primeras son las más habituales y hemos escogido ocho resultados (siempre con café de especialidad).

Publicidad

Tipos de café frío

1. Iced coffee

Viene a ser el café con hielo de toda la vida, pero bien hecho: aprovechando las texturas que ofrece el choque de temperaturas del café caliente con el hielo y los aromas que se desprenden.

Las cafeterías de especialidad siempre lo preparan con doble carga (dos raciones de espresso), para que así no se agüe, destaca Zago. En su caso, recoge el café de la máquina en un vaso con hielo y a continuación lo mezcla con una cuchara de coctelería para que se amalgamen bien.

Los amantes del café de filtro también lo pueden tomar con hielo, siguiendo el método V60 o con Chemex. Kim Ossenblock, laureado barista y asesor, reconoce en su libro ‘¡Al grano!’ que es su bebida de café frío favorita. “Por alguna razón, por medio de esta técnica, se potencian los mejores sabores del café y se mantiene un aroma sedoso”.

2. Iced latte coffe

Iced latte
Iced latte (Slow Mov)

“Me niego a servir café con hielo. Cuando nos lo piden, sugerimos un cold brew o un shakerato, porque nos gustan más”, sentencia Carmen Callizo, tostadora, barista y copropietaria de SlowMov junto a François Justet. Pero sí ofrece café con leche frío, “una bebida golosa” en la que juegan con los contrastes: hielo, una parte de leche fría, una parte de leche emulsionada y el café. No solo es delicioso, sino también un festival para la vista.

3. Shakerato

100% italiano, originariamente contenía azúcar o amaretto. Pero en SlowMov lo sirven a pelo: café y hielo… agitado en una coctelera. “Tienen que aparecer dos tonalidades, una más oscura y otra más clara, que viene a ser la crema del café que se origina al agitar la mezcla”, explica Callizo.

4. Affogato

Affogato
Affogato (iStockphoto)

Bebida o postre, se trata de combinar un espresso con helado. Aunque se puede jugar con los sabores del helado para resaltar distintas notas del café, el más habitual es el de vainilla.

5. Iced coffee

En este caso, el café cae sobre un vaso con una tableta de chocolate.

6. Cold brew

Se trata de una maceración de café en frío o a temperatura ambiente. El café, en grano o molido, se deja en agua entre 12 y 48 horas (cada barista tiene su receta) y luego se filtra. “Como el tiempo de contacto es muy largo, la bebida es menos ácida y más dulce”, apunta Ossenblock.

7. Coffee tonic

Tonic coffee, muy refrescante
Tonic coffee, muy refrescante (Roast Coffee Club)

Es la forma más refrescante de disfrutar del café. Consiste en combinar cold brew con tónica, de modo que “las burbujas de la tónica aportan aromas al café”, indica Iker Zago.

8. Nitro coffee

Otra variación del cold brew. En esta ocasión, el café se infusiona con nitrógeno líquido y el resultado es una bebida cremosa y suave, con apariencia de cerveza negra.

 

 

Con información de lavanguardia.com

Añade un comentario