Si te angustia la piel reseca de tu cara o sientes que está muy sucia es porque te hace falta una exfoliación. Para esto, no es necesario gastar en cremas de moda o adquirir algún producto específico, con ingredientes naturales que todos tenemos en casa podemos hacer una mascarilla casera que dé muy buenos resultados.

Es común escuchar de la exfoliación con azúcar, pero poco saben que se puede hacer lo mismo con el café, que además tiene propiedades antioxidantes. A continuación, te presentamos el paso a paso de una sencilla mascarilla con café para mejorar el aspecto de tu rostro.

Publicidad
  1. Luego de hacer el café por las mañanas, espera que se enfríe la borra para hacer uso de esta.
  2. Coloca la borra en una taza y agrega un chorrito de leche líquida.
  3. Con cuidado de que no quede muy aguada, procede a aplicar la borra de café con leche en el rostro. Hazlo con las manos muy limpias.
  4. Frota tu rostro con la mezcla con movimiento circulares sin ejercer mucha presión para evitar marcar tu piel. Deja actuar 15 minutos.
  5. ¡Listo!, disfruta de los resultados instantáneos de una piel más limpia, tersa y lozana. Puedes hacer esto una vez a la semana.

Hay otras variantes de esta mascarilla que puedes hacer si deseas obtener otros resultados. Por ejemplo, puedes mezclar el café con: azúcar, avena, miel, bicarbonato o yogur. Puede ser de dos o tres ingredientes y si eres amante del café, el olor te encantará.

Añade un comentario