Gracias a Nestlé, los productos de Starbucks llegarán a supermercados, empresas de catering y restaurantes.

Publicidad

La multinacional suiza Nestlé anunció un acuerdo con Starbucks para comprarle por 7.150 millones de dólares (5.976 millones de euros) los derechos para comercializar los productos de café y té de la mayor cadena de cafeterías del mundo fuera de sus establecimientos.

La ‘alianza global’ mediante la cual Nestlé se hace con la licencia para comercializar, vender y distribuir las marcas Best Coffee, Reserve, Teavana, VIA y Torrefazione Italia de la cadena estadounidense, excluye los productos listos para beber y las ventas de cualquiera de estos productos de las cafeterías de Starbucks.

A su vez, las marcas Starbucks estarán representadas en los sistemas de cápsulas de Nestlé, explicó la cadena estadounidense. El negocio de Starbucks genera unas ventas anuales de 2.000 millones de dólares (1.672 millones de euros).

Los 7.150 millones de dólares acordados serán transferidos a Starbucks en efectivo, indicó Nestlé en un comunicado. La transacción no incluye la transferencia de activos fijos, lo que “facilita una integración eficaz” del negocio, afirmó Nestlé. Starbucks a su vez indicó en otro comunicado que pretende utilizar los beneficios después de impuestos procedentes del acuerdo para acelerar principalmente la recompra de acciones propias.

Espera poder devolver a sus accionistas aproximadamente 20.000 millones de dólares (16.716 millones de euros) en efectivo mediante la recompra de acciones y el desembolso de dividendos en el ejercicio fiscal 2020, según especificó. Además cree que la transacción generará unas ganancias por acción desde finales del año fiscal 2021 o incluso antes.

Las dos compañías trabajarán juntas en materia de innovación y para elaborar estrategias de comercialización. Así, la empresa suiza con sede en Vevey asumirá unos 500 empleados de Starbucks para impulsar la actividad del negocio y la expansión global del mismo, pero las operaciones se desarrollarán como hasta ahora desde Seattle (Estados Unidos). El acuerdo, que está sujeto a la aprobación de las autoridades regulatorias relevantes, debería estar cerrado a finales de 2018.

“Esta alianza global de café traerá la experiencia Starbucks a los hogares de millones de personas más en el mundo a través del alcance y la reputación de Nestlé”, señaló en un comunicado el presidente y consejero delegado de la cadena de cafeterías estadounidense, Kevin Johnson.

El consejero delegado de Nestlé, Mark Schneider, recalcó que la operación supone “un importante paso para nuestro negocio de café, la categoría empresarial que más crece” de la multinacional. “Con Starbucks, Nescafé y Nespresso juntamos tres marcas icónicas en el mundo del café, y estamos encantados de tener a Starbucks como socio”, agregó Schneider. 

La transacción aporta a Nestlé una fuerte plataforma para su crecimiento en Norteamérica y una posición de liderazgo en el café tostado premium, el café molido y el café en cápsulas, sostuvo el gigante suizo de la alimentación.

Añade un comentario