Mundial de Barismo 2015 Sasa Sestic donó máquinas, molinos, mesas y utensilios de Barismo y Catación a la Escuela Nacional del Café en Ocotal en Nicaragua.

Dos máquinas para la preparación de Expreso, tres molinos, dos mesas y una cantidad de utensilios menores para el Laboratorio de Barismo y Catación de la Escuela Nacional del Café en Ocotal, es el donativo valorado en 15 mil dólares realizado por el australiano y Campeón Mundial de Barismo 2015: Sasa Sestic.

Publicidad

Este importante donativo viene a contribuir en la calidad del aprendizaje de más de 70 estudiantes que este año participan de los cursos promovidos en la Escuela Nacional del Café y es el resultado de las ganancias que el campeón obtuvo de la venta de su libro The Coffee Man, en el que narra sobre su experiencia personal en el mundo del café.

Sasa Sestic es amigo de la Escuela Nacional del Café en Ocotal desde el año 2012, la ha visitado en varias ocasiones y se vio impresionado por el trabajo con los estudiantes. “Siento una gran conexión que me ha motivado a regresar para ayudar”.  A nivel internacional destaca como propietario de varias tiendas en la línea Ona Coffee y comprador de grano verde

Tras su triunfo en la competencia mundial de barismo en el 2015, Sasa Sestic se vio motivado a escribir su libro con el único propósito de que el 100% de las ganancias fuesen para donaciones, en las que figuran un 50% para la Escuela Nacional del Café en Ocotal y el otro 50% destinado al apoyo de productores de cafés especiales en desarrollo en los países donde trabaja.

Lizandro Borjas, director de la Escuela Nacional del Café en Ocotal, dijo que con este importante aporte se está contribuyendo en la calidad de la educación de los estudiantes de barismo, quienes ahora tendrán la posibilidad de fortalecer las capacidades mediante el ejercicio técnico-práctico y de la cadena productiva del café ante el mercado nacional e internacional. 

Borjas dijo que como Escuela Nacional del Café han venido trabajando con el objetivo de fortalecer el conocimiento del estudiante de barismo, el consumo interno del café y que más personas se interesen en esta rama de la economía nacional, pues hoy en día el barista se ha convertido en un excelente intermediario entre el productor y el consumidor.  

“El barista no es solamente el que hace la bebida del café, sino el que tiene que informar de dónde viene ese café, qué variedad, qué altura y quién lo produce, del esfuerzo que hace el productor para producir un café de calidad”, valoró Borjas.

El acto de entrega estuvo precedido de una práctica de catación de café en el que el barista internacional compartió mesa con Vida Esperanza Paniagua, ganadora del segundo lugar en la Competencia Nacional de Baristas 2018 y estudiante de la Escuela Nacional del Café en Ocotal

Sobre el café nicaragüense, Sasa Sestic dijo que Nicaragua tiene un gran potencial, pero aún se puede mejorar la calidad del grano de oro con algún cambio de prácticas en las fincas cafetaleras, algo que también lo ha motivado a visitar Nueva Segovia.

 

Información Tomada de http://www.tn8.tv

Añade un comentario