El ojo de gallo se produce bajo condiciones de alta humedad y baja temperatura, muy comunes en cafetales donde predomina el sombrío y en lugares de permanente nubosidad. En Centroamérica, una vez se inicia la temporada lluviosa, el número de hojas enfermas y el número de lesiones por hoja aumenta rápidamente. La enfermedad empieza a decaer al llegar el tiempo seco.

Manejo Integrado
M. citricolor presenta un amplio rango de plantas hospedantes (500 especies), entre las cuales se destacan el níspero, el cacao y el café. En los genotipos de Coffea existen diferentes grados de susceptibilidad al hongo, sin conocerse accesiones con resistencia completa.

Publicidad

Se debe realizar un buen drenaje del suelo, podas o desbajeres que permitan la aireación dentro de los cafetales, así como utilizar distancias de siembra que no propicien altas densidades de plantas, establecer una distribución racional del sombrío que no afecte la disponibilidad de luz, y si es necesario aplicar control químico que sea al inicio de la epidemia con triazoles, en particular cyproconazol, que está registrado para uso en café en Colombia.

 

Fuente cenicafe.org – Ver AQUI

Añade un comentario