Los bajos precios internacionales y el calentamiento global afectan la producción de café en Honduras, cuya cosecha 2017-2018 ha reducido sus ingresos un 3,6 por ciento en los primeros cuatro meses, informó ayer miércoles una fuente oficial.

Publicidad

Según el presidente de la junta directiva del Instituto Hondureño del Café (Ihcafe), Asterio Reyes, los ingresos por la exportación de café han bajado por “la caída del precio” del grano en el mercado internacional.

“Tenemos el problema grave de los precios bajos del café en el mercado internacional”, subrayó Reyes, en una rueda de prensa, tras reunirse con una comisión del Congreso Nacional nombrada por el titular del Parlamento, Mauricio Oliva, para conocer la problemática del sector.

Entre octubre de 2017 y enero de 2018 las ventas de café hondureño sumaron 285,3 millones de dólares (3,6 por ciento menos), comparado con el mismo período de la temporada anterior, de 295,9 millones de dólares, según cifras del Ihcafe.

El ejecutivo de Ihcafe señaló que el mal estado de las carreteras del país centroamericano es otra de “las adversidades” que afrontan los caficultores, y aseguró que el sector no cuenta con presupuesto para solucionar todos los problemas que les afecta.

Enfatizó que el café es “la columna vertebral” de la economía hondureña, por lo que considera necesario hacer “alianzas productivas” con el Gobierno para enfrentar los problemas y “cuidar” la producción del grano.

En la actual cosecha, el país centroamericano prevé exportar 9 millones de quintales y espera recibir más de 1.500 millones de dólares, de acuerdo con estimaciones del sector.

Reyes dijo además que el cambio climático constituye una grave amenaza para la producción de café en Honduras, donde el grano significa el principal producto de exportación.

“El cambio climático es impredecible, es errático, entonces lo que tenemos que hacer es estar preparados para enfrentar cualquier situación”, subrayó Reyes.

En la cosecha actual el precio del quintal de grano alcanzó un promedio de 123,21 dólares, mientras que en el mismo período de la cosecha 2016-2017 se cotizó a 144,85 dólares, lo que supone una reducción de 16,9 por ciento, según cifras del Instituto del Café.

El 67,8 por ciento del grano vendido en los primeros cuatro meses de la cosecha 2017-2018 se exportó a Alemania, Bélgica y Estados Unidos.

La actividad cafetalera de Honduras está en manos de unos 100.000 pequeños productores y genera alrededor de un millón de empleos en los procesos de corte, beneficiado húmedo y seco, y transporte, de acuerdo al sector. (EFE)

 

POR Diario La Tribuna Honduras

Añade un comentario