En lo corrido de este siglo, la participación de la Federación de Cafeteros en las ventas externas ha caído del 36,1 % al 18,28 %.

Las exportaciones de café de la Federación Nacional de Cafeteros cayeron en picada en 2017 respecto al año anterior debido a que los exportadores privados aumentaron gradualmente su participación en el mercado, una tendencia que muestra que la llegada de un puñado de grandes casas de comercio internacionales hace más difícil asegurar los granos, agregando más competencia para el mercado del café.

Publicidad - Bolivia
 

La Federación despachó 2,37 millones de sacos de 60 kilos en el 2017, un 18,5 por ciento menos que el año anterior, cuando había totalizado 2,97 millones de sacos. Mientras tanto, las exportaciones privados aumentaron a 10,6 millones de sacos, 6,8 por ciento más que los 9,93 millones de sacos enviados en 2016, según las cifras de la Federación.

Colombia envió un total de 12.983 millones de sacos en el 2017, un 10,8 por ciento más que los 12,84 millones de sacos del año anterior.

Eso significa que la cuota de mercado de las exportaciones de café de Fedecafé está disminuyendo gradualmente, mientras que los envíos de los exportadores privados están creciendo a pasos agigantados. La Federación contribuyó con el 18,7 por ciento de las exportaciones totales de café del país el año pasado, frente a una participación de mercado del 22,6 por ciento registrada en 2016.

La participación en el negocio de exportación de café también se desplomó ya que la Federación tenía una participación de mercado del 36 por ciento en 2001 cuando entregó un récord de 3,62 millones de sacos.

Por el contrario, la cuota de mercado de los exportadores privados está aumentando rápidamente. Estos contribuyeron con el 81,7 por ciento del total de envíos de café el año pasado, frente al 77 por ciento en 2016.

Los exportadores privados obtuvieron una fuerte participación de mercado, ya que solo contribuyeron con el 74% de las exportaciones en 2012.

Un exportador privado de café dijo que la llegada de un puñado de grandes casas comerciales, así como cafeterías especializadas, que han estado comprando una gran parte de las cosechas ha dificultado aún más asegurar el grano.

El comerciante Sucafina, con sede en Suiza, aterrizó en Colombia el año pasado para comercializar granos a nivel internacional. El comerciante siguió los pasos del chino Cofco, que llegó a este país hace cuatro años.

Otro exportador de café, que permaneció en el anonimato, dijo que las casas comerciales están pagando mejores precios a los productores para asegurar los granos frente al precio pagado por la Federación.

Las exportaciones de café desde Colombia registraron un fuerte aumento de envíos a Australia el año pasado, pero los mercados clave en Asia se desaceleraron.

Los envíos de café subieron un 32,2 por ciento a Australia, ya que el país compró 181.795 sacos frente a los 137.467 del año anterior.

Australia es un mercado que exige cada vez más café colombiano debido a sus granos de alta calidad.

Los compradores australianos pagaron dos dólares por libra por encima del contrato de referencia ‘C’ de los futuros para el contrato colombiano de granos de buena calidad en Nueva York, dijo Luis Carlos Burbano, productor y exportador del departamento de Nariño, que ha exportado a Australia.

Mientras tanto, los envíos a Corea del Sur disminuyeron a 453,718 bolsas el año pasado, frente a las 472,452 bolsas del año anterior.

Coffeenetwork

Añade un comentario