Julian Lechner combinó las sobras de los granos con otras sustancias naturales para crear un material sólido y resistente

 

¿Una taza de café o una taza con café? Ahora ya puedes pedir las dos cosas gracias al diseñador alemán Julian Lechner y su proyecto Kaffeeform que consiste en unas tazas hechas de un material peculiar: café.

Publicidad - Bolivia

Lechner tomó los restos de granos de café utilizados en las tiendas de Berlín. Luego los combinó con pegamentos de origen natural y partículas de madera para crear un material sólido que resista el calor, la humedad y se pueda reutilizar.

Ahora puedes beber tu café en una taza del mismo material - 1

Luego de cinco años de experimentación, el diseñador obtuvo el modelo de tazas y platos final que resiste el uso constante y es amigable con el planeta al estar hecho con materiales naturales. “El consumo de café aumenta en el mundo, entonces el potencial de reutilizar los desperdicios del mismo es enorme”, explicó a Dezeen.

Las tazas y platos Kaffeeform lucen elegantes a simple vista y su superficie texturizada es única en cada pieza. Pueden ordenarse por internet en su página web a partir de 28 dólares.

Publicidad - Bolivia
 

Añade un comentario