domingo, noviembre 19, 2017
Home > Notas de Interes > Máquinas fabricadas en Colombia mejoran cultura del café

Máquinas fabricadas en Colombia mejoran cultura del café

Estas tienen la capacidad de producir entre 350 y 500 bebidas diarias; los equipos cuentan con una tecnología que los hace muy competitivos para el mercado colombiano y podrán ser adquiridas por cafeterías, restaurantes y hoteles.

 

Arrow
Arrow
ArrowArrow
Shadow
Slider

Diego Armando Quintero, estudiante de Ingeniería Mecánica de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), afirma que mientras otras máquinas tienen caldera de cobre, las diseñadas junto con su padre son en acero inoxidable, material que da un mayor aislamiento térmico, lo que representa un 30 % más de eficiencia energética.

Esta particularidad no solo permite ofrecer una garantía de cinco años del producto, sino que además no presentará obstrucciones en la tubería, asociadas con procesos de calcificación que también logran evitarse a partir de la innovación.

http://picasion.com/

Con un trabajo que empezó en 2009 después de observar que la tecnología que se emplea en el país para preparar café ya no se utiliza en ninguna otra parte del mundo, el estudiante Quintero se puso a la tarea de fabricar máquinas inspiradas en tecnología italiana –país donde surgió la máquina expreso (o exprés)–, las cuales tienen capacidad para producir una bebida muy concentrada de 30 mililitros y un porcentaje de entre 18 y 21 % de los sólidos solubles presentes en los granos de café.

“A pesar de que en Colombia no existe la costumbre de consumir expreso, con las máquinas diseñadas se pueden hacer preparaciones que incluso se usan en pastelería para no dañar la textura de la masa”, precisa el creativo, quien agrega que los aparatos tienen la ventaja de ser más económicos que los fabricados en Italia o España.

Para desarrollar la idea se partió de un proceso de ingeniería inversa durante el cual se analizaron el funcionamiento y los componentes de estos equipos, con el objetivo de fabricar máquinas con características similares, conformadas por una caldera, un intercambiador de calor, una bomba y la cabeza de grupo por donde sale el café.

Mientras que la caldera proporciona agua caliente y vapor para preparar infusiones o el café tradicional, además de cremar la leche, el intercambiador permite obtener agua a una temperatura de entre 86 y 93 °C, junto con una bomba que mantiene una presión equivalente a nueve bares, ideal para la preparación del expreso.

“Estas máquinas pueden tener tantas salidas como se quiera –en general una o dos– y están acompañadas de un filtro en el que se pone el café recién molido para luego inyectarle agua a presión”, explica el estudiante, quien aclara que la máquina está diseñada para mantener un flujo de agua constante según la variación de la temperatura.

“Como el agua caliente se enfría al intercambiar temperatura con el ambiente y el agua fría se va calentando en forma constante, se logra generar todo el ciclo”, añade el empresario.

El diseño y la comercialización de las máquinas de café expreso cuentan con el apoyo de entidades como la Unidad de Emprendimiento e Innovación de la Facultad de Ciencias Económicas de la U.N. y la Cámara de Comercio de Bogotá, en cuya Feria de Jóvenes Empresarios participó recientemente el estudiante Quintero.

(Por: fin/JCMG/dmh/LOF) – Publicado por la Agencia de Noticias UN – Ver nota original AQUÍ

Yo amo el café de Colombia
Yo amo el café de Colombia
PORTAL DE PRINCIPALES NOTICIAS CAFETERAS
http://www.yoamoelcafedecolombia.com