jueves, diciembre 14, 2017
Home > Notas de Interes > Una ‘siesta de café’ puede volverte mucho más productivo

Una ‘siesta de café’ puede volverte mucho más productivo

El café y las siestas son dos de las cosas que más disfruta la gente por varias razones, pero el hecho de que ayudan a elevar la productividad, las hace todavía más atractivas.

 

Tomando en cuenta los componentes estimulantes de la cafeína, podría parecer que juntarlos no es una muy buena idea. Pero aunque parezca increíble, existe una escuela del pensamiento que dice que tomar café y después tomar una siesta puede, si se hace de la manera correcta, darle a la gente el empujón para conquistar su día.

 

He aquí cómo funciona una siesta de café: toma una taza de café como siempre acostumbras. Entonces, en lugar de regresar a trabajar, échate un sueñito. Puede sonar ilógico, pero la cafeína empieza a funcionar hasta después de 30 minutos, tiempo que también es el perfecto para una siesta de poder efectiva.

 

Tanto dormir como la cafeína bloquean los receptores de adenosina del cerebro, que son los químicos que provocan el sueño. Si bien una siesta por si sola ayuda a la gente a sentirse descansada, el hecho de tomar café antes de dormir puede ayudar a renovar su carga de energía.

 
GEORGIJEVIC VIA GETTY IMAGES

Se han realizado algunos estudios de bajo perfil que apoyan la teoría de la siesta de café. Uno de ellos, que se dio a conocer en 1997 se publicó en Psychophysiology y señala que cuando los adultos ingieren 200 mg de cafeína (2 tazas de café aproximadamente) y luego toman una siesta muestran un mejor desempeño, en general, en una prueba posterior en un simulador de manejo que aquellos que tomaron una siesta normal pero no tomaron cafeína.

Otro estudio de 2003, publicado en la revista Clinical Physiology, comparaba los efectos para conseguir un estado de alerta de una buena iluminación, de lavarse la cara y de la cafeína después de las siestas. La cafeína quedó en primer lugar como revitalizador después de una siesta.

Sin embargo, a pesar de la evidencia científica, una siesta no es necesariamente una garantía de enfoque y energía.

Por un lado, la duración de la siesta, que depende de cada persona, puede influir en su eficacia. “El punto más bajo de nuestro ritmo cicardiano es en la tarde”, dice la doctora Suzanne Stevens, especialista en sueño de la Universidad de Kansas. “Si la duración de la siesta es buena, las siestas y la cafeína pueden hacerte más productivo durante horas después de la siesta de café”.

Un régimen de siesta de café puede tener también algunas desventajas. Por ejemplo, si la persona tiene problemas de insomnio, las siestas y la cafeína pueden ser lo peor para su rutina diaria”.

“La cafeína y las siestas vespertinas pueden hacer que sea más difícil conciliar el sueño en la noche. También pueden aumentar la ansiedad nocturna”, Elika Kormeili, terapeuta de California explica en un email.

Es más, la cafeína en sí misma provoca efectos secundarios en algunas personas, incluyendo ansiedad en general, inquietud, ritmo cardíaco irregular, insomnio, reflujo y otro problemas gastrointestinales.

Aquellos que son muy sensibles a la cafeína no son buenos candidatos para las siestas de café.

GETTY IMAGES

Además, incluso aquellos que pueden manejar la cafeína y podrían beneficiarse con las siestas de café, podrían hacerlo de la manera incorrecta y entonces su siesta no sería efectiva.

“Algunas personas podrían no tomar los miligramos adecuados de cafeína en el café y no obtendrían los beneficios de la siesta de café o incluso les costaría despertar bien después de la siesta si no tomaron suficiente cafeína”, dice Stevens. El hecho de que tomes café no quiere decir que estés tomando la dosis suficiente de cafeína.

También existe el riesgo de dormir de más. Si una persona duerme más de 30 minutos, aumentan las probabilidades de que caiga en un sueño más profundo y entonces es más difícil despertar, incluso con la cafeína.

Pero si el tiempo y la dosis son correctas, las siestas de café pueden ayudar a una persona a despertarse con energía después de una siesta típica.

También se puede mejorar el efecto de la cafeína que una persona ingiere. Eso significa que en lugar de tomar cinco o seis tazas de café al día, sólo tendrías que tomar una o dos para mantenerte en tu tren productivo.

¿Lo intentarás?

Tomado de huffingtonpost.com.mx

Yo amo el café de Colombia
Yo amo el café de Colombia
PORTAL DE PRINCIPALES NOTICIAS CAFETERAS
http://www.yoamoelcafedecolombia.com