viernes, octubre 20, 2017
Home > Notas de Interes > Métodos clásicos para la preparación de café: Prensa Francesa

Métodos clásicos para la preparación de café: Prensa Francesa




Si algo le da exclusividad a este método son los diferentes aceites, sedimentos y extractos aromáticos que fluyen de la taza.

Inicialmente se vierten los granos de molienda media.

Uno de los métodos clásicos más utilizados en el mercado actual es la prensa francesa o cafetera de émbolo; creada a mediados del siglo XIX en Francia, pero patentado posteriormente en Italia.

Inicialmente se vierten los granos de molienda media.

http://picasion.com/

A diferencia de las máquinas expreso, esta prensa permite llevar a la bebida final algunos extractos sólidos importantes del grano de café que le dan un sabor más fuerte e intensificado.

Para el uso de la prensa francesa, es necesario que el grano sea de un corte más grueso, debido al filtro metálico que con sus amplios espacios permite que pasen a la bebida final muchos de los pequeños residuos que en otras ocasiones no es posible. Si el grano fuera de molienda media o baja, el filtro no podría retener nada por lo cual todo llegaría directamente a la taza.

Lo primero que se debe hacer, como en otros métodos clásicos, es la pre-infusión o hidrólisis, para permitir, además de calentar la prensa, que los granos se expandan y comiencen a liberar los primeros sabores.

Antes de usar el émbolo, el agua y el café deben pasar un tiempo prudente mientras se hace la extracción.

El émbolo se presiona lentamente para no permitir que las partículas más grandes pasen a la bebida final.

El tiempo de extracción en este método se prolonga un poco más en comparación con el Chemex o el v60, dado el grosor del grano, porque el agua necesitará más tiempo para extraer de allí lo necesario.

El émbolo se presiona lentamente para no permitir que las partículas más grandes pasen a la bebida final.

Una variable única de este método de extracción con la que se puede trabajar es la turbulencia; el acto de mezclar el café, por lo que se mueven más partículas, obligándolas a que desprendan más contenidos. Por lo tanto, se pueden hacer varios vertidos durante el proceso, o hacerlo con toda el agua de una vez; simplemente, si la elección es la segunda se deben adicionar unos segundos más de tiempo de extracción.

Luego de esperar un tiempo prudente, se comienza a presionar de manera lenta el émbolo hacia abajo para separar así el agua de los granos, teniendo en cuenta que, finalmente, algunos pequeños residuos terminarán en la bebida, y es ese detalle lo que le brindará amargura, intensidad, dulzura o hasta sabor chocolate al café final.

Yo amo el café de Colombia
Yo amo el café de Colombia
PORTAL DE PRINCIPALES NOTICIAS CAFETERAS
http://www.yoamoelcafedecolombia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *